agenciadeabogados.com.

agenciadeabogados.com.

El procedimiento de constitución de una sociedad mercantil

El procedimiento de constitución de una sociedad mercantil

Introducción

El procedimiento de constitución de una sociedad mercantil es un proceso esencial para cualquier emprendedor o empresario que desee establecer una empresa con personalidad jurídica propia. En este artículo, vamos a repasar los distintos pasos que se deben seguir para llevar a cabo este proceso de manera correcta y exitosa.

Elección de la forma jurídica y del nombre de la sociedad

El primer paso para constituir una sociedad mercantil es elegir la forma jurídica que mejor se adecue a las necesidades y objetivos de la empresa. Las formas jurídicas más comunes son la sociedad anónima (SA) y la sociedad de responsabilidad limitada (SL). La elección entre una u otra dependerá de factores como el tamaño de la empresa, el capital social, la responsabilidad de los socios, etc.

Una vez elegida la forma jurídica, se debe proceder a la elección del nombre de la sociedad. Este nombre debe ser original, no estar registrado previamente, estar disponible y no infringir derechos de terceros. Para comprobar esto, se puede hacer una búsqueda en el Registro Mercantil Central y en el Registro de la Propiedad Industrial.

Redacción de los estatutos sociales

Los estatutos sociales son el conjunto de normas que rigen la sociedad y que establecen, entre otras cosas, la denominación social, la forma de administración, los derechos y obligaciones de los socios, la distribución de beneficios, etc. Estos estatutos deben ser redactados de forma clara y concisa, y pueden ser modificados posteriormente si así se desea.

Constitución de la sociedad y escritura pública

Una vez redactados los estatutos sociales, se procede a la constitución de la sociedad. Para ello, es necesario otorgar una escritura pública ante notario, en la cual se reflejen los estatutos y se identifiquen los fundadores y los administradores de la sociedad. Además, se debe aportar el capital social, que puede ser desembolsado en efectivo o en bienes.

Obtención del Número de Identificación Fiscal y alta en el Registro Mercantil

Una vez constituida la sociedad, es necesario obtener el Número de Identificación Fiscal (NIF) en la Agencia Tributaria y proceder al alta en el Registro Mercantil. Para hacer esto último, se debe depositar en el Registro Mercantil una copia de la escritura pública de constitución, una copia de los estatutos y una instancia que solicite la inscripción de la sociedad en el Registro.

Inscripción en la Seguridad Social y obtención del permiso de apertura

Por último, es necesario proceder a la inscripción de la sociedad en la Seguridad Social y obtener el permiso de apertura. La inscripción en la Seguridad Social consiste en darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen General, según corresponda. El permiso de apertura se obtiene en el ayuntamiento correspondiente y es necesario para comenzar la actividad económica.

Conclusión

Con todo lo anterior, hemos repasado los distintos pasos que deben seguirse para constituir una sociedad mercantil. Aunque no es un proceso sencillo, es fundamental realizarlo de manera correcta para evitar posibles problemas legales en el futuro y para establecer una empresa con personalidad jurídica propia que pueda cumplir con sus fines y objetivos de manera eficaz y eficiente.